Domingo, 16 de Diciembre de 2018
   
Texto
Agregar sitio a FavoritosAgregar página a FavoritosHacer página de inicioCompartir esta páginaEnviar Email con esta páginaImprimir esta páginaGuardar página como PDF

Búsqueda en Arrabal o Google

Youtube 32x32FaceBook-32x32twitter-32x32Tuenti2bloggerSur


Esta crisis tiene género: Mujer

Ciudadanía

(1 voto, media 5.00 de 5)

8 marzoEstamos en época de recortes porque estamos en crisis. Pero esta crisis no es solo económica, peor aún, está en crisis la igualdad, porque si la igualdad es "cara" en época de bonanza, en época de crisis es insostenible, un lujo que no nos podemos permitir. Por tanto,  junto a los recortes de presupuestos, recortamos derechos... pero recortamos derechos, sobre todo, de las mujeres. Porque no nos engañemos, la pobreza tiene género y las consecuencias de la crisis, aunque nos afecta a todos, a las mujeres más. En cualquier ámbito, aunque lo maquillemos o lo neguemos, o simplemente, aunque no queramos verlo.

En el empleo, por ejemplo, podemos hablar de la famosa brecha laboral entre hombres y mujeres o del techo de cristal, es decir, de cómo el sistema se articula para que las mujeres cobren hasta un 30% menos de sueldo que los hombres realizando las mismas tareas, o de las dificultades que tienen las mujeres para ocupar cargos de poder o puestos directivos en empresas y cargos públicos. Pero quizá este discurso es ya un poco rancio, porque ya sabemos que las feministas somos un poco obsesivas y radicales, siempre con lo mismo...

Así que no, no voy a ir al discurso fácil. Además, esas mujeres a las que hace referencia el párrafo anterior están trabajando, lo cual, al igual que algunos derechos, se convierte en un privilegio.

Como técnica de empleo prefiero hablar de aquellas mujeres que diariamente vienen a la Asociación Arrabal-AID en busca de orientación laboral, aquellas mujeres de mediana e incluso a veces avanzada edad que nunca trabajaron (digo de forma remunerada, que trabajar han trabajado y mucho) y ahora, apremiadas por la crisis y el desempleo del hasta ahora "cabeza de familia", necesitan trabajar (fuera de casa y de las tareas de cuidado que por supuesto les sigue perteneciendo). Y como son conscientes de lo difícil que es acceder al mercado laboral, están dispuestas a formarse, a aprender, a dejarse orientar, a estudiar... a luchar, en definitiva. Y llevan ya no una doble jornada, sino triple, trabajan en casa, se preparan, trabajan fuera, se encargan de las labores de cuidado, y por supuesto apoyan a su marido-esposo-pareja, que como no tiene trabajo (fuera de casa porque no hay y dentro porque no quieren), está depre y desmotivado.

Pero como decía al principio, estamos en crisis, y esta crisis tiene género: mujer. Es por ello que a la precariedad laboral y al desempleo hay que sumar cómo nos afecta a las mujeres los recortes en servicios sociales, sanidad y educación, que insisto, repercuten de forma aún más incisiva en nosotras.

Por ejemplo, si se reduce en educación, con todo lo que ello implica: plazas de guarderías, menos actividades extraescolares, reducción de servicios como aulas matinales o comedores... etc. ¿Quién cubrirá el cuidado de esos menores que no puedan disfrutar de dichos servicios?

Si se reduce en servicios sociales o sanitarios como son los servicios y programas destinados al cuidado de personas enfermas, dependientes y/o mayores... ¿quiénes asumirán esas tareas de cuidado?

Si la reducción de gastos sanitarios implica contemplar un derecho fundamental como es el aborto como un "privilegio", ¿a quién afectará esto?

Todo eso sin contar en los recortes que puedan producirse en programas o servicios destinados directamente a las mujeres.

Y suma y sigue. Pero esta semana llega el 8 de Marzo y es el momento de conmemorar el Día de la Mujer y la lucha de ésta por alcanzar la igualdad en la sociedad y su desarrollo íntegro como persona.

Que las mujeres luchan y que en ocasiones la lucha es encarnizada, no hay duda; que la mujer se adapta y busca, a veces a ciegas, su desarrollo íntegro, es obvio; que el objetivo sea la igualdad, está claro... que este objetivo esté cada día más cerca como pretenden hacernos creer, es mentira.

Pero no quiero ser pesimista ni terminar esta reflexión de forma negativa, al contrario; creo que ahora más que nunca es necesario esa lucha, no podemos conformarnos, ni aceptar sin más, es hora de cambiar nuestra mirada, de aunar esfuerzos y por qué no, de exigir. La igualdad es un derecho y no lo vamos a recortar.



Comentarios (0)
Solamente los usuarios registrados pueden dejar comentarios

Accesos directos

Categorías

Artículos relacionados

Estadísticas

Miembros : 26
Contenido : 1017
Enlaces : 4
Ver contenido por hits : 3734159

Atención al Público

     MALAGA                  CHICLANA DE LA FRONTERA  Nuestros Horarios  
    952 300 500  956900312   Lunes a Jueves:
     952 104 661 (Fax)  956100015(Fax)  9:00-14:00
     Centro Plaza Montaño,
     C/ Dos Aceras 23-25
     CP: 29012
     C/ la Vid, S/N - 11130  16:00-19:00
     Málaga (ESPAÑA)  Chiclana  Viernes:
     Dónde estamos  9:00-14:00

    Formulario de acceso

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Ya se han establecido las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestra política de cookies.

    Acepto las "cookies" de este sitio.

    EU Cookie Directive Module Information